Sindicat se queda sin la Veneciana

0 35

[…]Cuando se escucha a Pedro Antonio Arbona Pizá es fácil imaginar una ciudad donde comerciantes y clientes se conocían por el nombre, donde la escala era del tamaño de un hola y un adiós. En Sindicat la vía era estrecha hasta la ampliación que permitió el paso del tranvía. En la popular calle se emplazó la mercería La Veneciana. En la Guerra Civil cayó una bomba en la parte del local que daba a la calle Ballester, y tiró abajo el edificio. “Quedó el local más pequeño, y de ahí se trasladó
el propietario. Se apellidaba Aguiló. Un hijo suyo trabajó con mi padre, que tenía un almacén de tejidos; hoy está la actual La Veneciana[…]

Si quieres leer el articulo de Lourdes Durán al completo puedes descargarlo en pdf aqui: La Veneciana

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *